miércoles, 31 de agosto de 2016

LA PRIORIDAD EN LA CATEQUESIS

     Con gran gusto les saludamos a todos ustedes catequistas y demás personas, reciban un abrazo de parte de todo el equipo DIDIPAC. 
Compartimos con ustedes la siguiente nota:
     En la vida siempre nos encontraremos en una situación donde hemos de elegir una cosa u otra, pero a la vez que elegimos, renunciamos. Lo más importante será en saber elegir las cosas que son necesarias, y no anteponer aquello que no se necesita. 
     Esto también sucede en el campo de la catequesis, pues es bien saber que hay cosas que son prioridad dentro de la catequesis, la misma catequesis debería ser siempre una prioridad, sin embargo una triste realidad es que muchas veces no es así, por ello es necesario seguir trabajando para que nuestras catequesis sean de calidad, con sentido de vida para la persona. 
Como catequista es necesario tomar muy en cuenta los siguientes elementos a la hora de hacer nuestras catequesis: 
     En primer lugar está la Palabra de Dios, en segundo lugar se encuentra el conocer la realidad de la persona, la realidad de la comunidad, en tercer lugar, están principalmente las personas que intervienen en la catequesis: comunidad, catequistas, catequizandos o interlocutores, en cuarto lugar, el mensaje que se comunica centrado en la persona de Jesús, y en la persona humana, en quinto lugar, los objetivos que pretenden alcanzar toda catequesis, en sexto lugar, la experiencia de Dios…en séptimo lugar, la conciencia de que la catequesis debe entenderse y practicarse como un llamado para el servicio a la Palabra, a las personas, al mundo, a la comunidad, al Señor, en octavo lugar, el testimonio de vida en que se apoya el catequista… en noveno lugar la pedagogía o estilo de hacer catequesis inspirándose en la pedagogía de Dios y en la pedagogía de Jesús… y en último lugar, el sumo cuidado por los lenguajes diversos que utilizan la catequesis (palabras, las relaciones, las actitudes, las imágenes, las actividades, entre otras cosas..)
     Para llevar a cabo una buena catequesis requiere reunir todo lo anterior, a la vez que se necesita de una formación continua del  catequista. Ante una realidad tan globalizada, es importante que en la Iglesia haya catequistas capacitados para afrontar los retos, los desafíos que esta misma realidad nos presenta tan cotidianamente. 
     Ser catequistas no es hacerle al cuento, es saberme llamado a vivir esta misión que el mismo Jesús, me hacer. Ser testigo y pregonero de la Palabra de vida, convirtiéndome en el mensajero fiel de Dios. Así que abramos el corazón a la gracia de Dios, y tomemos con las dos manos el proyecto que nos propone realizar en su nombre, con la conciencia de que El, es el autor de todo, y conoce bien.
    Unidos en la oración, y los encomendamos a la protección de María Santísima, que ella, sea intercesora de sus necesidades ante nuestro Señor Jesucristo. 
Atentamente:
Equipo DIDIPAC-CYA

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

IVOOX AUDIOS PARA ESCUCHAR Y DESCARGAR