lunes, 15 de mayo de 2017

DÍA DEL CATEQUISTA 2017

Domingo 28 de Mayo
FIESTA DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR
DÍA DEL CATEQUISTA EN LA DIÓCESIS DE CELAYA

Con gran alegría les recordamos que el Señor Obispo don Benjamín Castillo Plascencia, a tenido a bien instituir el día del catequista en la Diócesis de Celaya en la fiesta de la Ascensión del Señor.

La finalidad es que se promueva en la comunidad, no solo al catequista, sino también toda la labor que éste realiza en bien de todo el pueblo de Dios.

Invitamos a todos los sacerdotes a tenerlos presentes en la Eucaristía de este día, y orar por sus necesidades, personales y familiares, así como a agradecer la labor que realizan desinteresadamente en bien de la comunidad.

También invitamos a Padres de familia, niños y comunidad católica en general a colaborar con ellos en su labor, como un modo de agradecer todo el bien que hacen.

La comunidad responsable de la catequesis
En la práctica de nuestra Iglesia católica, hemos entregado toda la responsabilidad  de educar en la fe, a la persona que da el servicio como catequistas, sintiéndonos ajenos a la tarea que se realiza, por lo que se ve la necesidad de reflexionar en el papel de todos los que formamos la comunidad, para que cada uno asumamos la parte que nos corresponde y así seamos mejores discípulos y misioneros de nuestro Señor Jesucristo. 

Para ello retomamos los números, 219-221, del Directorio General para la Catequesis DGC, donde nos indica el papel de la comunidad como educadora en la fe de sus miembros, al respecto nos dice lo siguiente:

En el conjunto de ministerios y servicios, con los que la Iglesia particular realiza su misión evangelizadora, ocupa un lugar destacado el ministerio de la catequesis. En él cabe señalar los rasgos siguientes:

a) En la Diócesis la catequesis es un servicio único, realizado de modo conjunto por presbíteros, diáconos, religiosos y laicos, en comunión con el obispo. Toda la comunidad cristiana debe sentirse responsable de este servicio…
b) Se trata, por otra parte,  de un servicio eclesial, indispensable para el crecimiento de la Iglesia. No es una acción que pueda realizarse en la comunidad a título privado o por iniciativa puramente personal. Se actúa en nombre de la Iglesia, en virtud de la misión confiada por ella.
c) El ministerio catequético tiene, en el conjunto de los ministerios y servicios eclesiales, un carácter propio, que deriva de la especificidad de la acción catequética dentro del proceso de la evangelización. La tarea del catequista, como educador de la fe, difiere de la de otros agentes de la pastoral (litúrgica, caritativa, social...) aunque, obviamente, ha de actuar en coordinación con ellos. DGC 219

La catequesis es una responsabilidad de toda la comunidad cristiana. La iniciación cristiana, en efecto, «no deben procurarla solamente los catequistas o los sacerdotes, sino toda la comunidad de los fieles». La misma educación permanente de la fe es un asunto que atañe a toda la comunidad. La catequesis es, por tanto, una acción educativa realizada a partir de la responsabilidad peculiar de cada miembro de la comunidad, en un contexto o clima comunitario rico en relaciones, para que los catecúmenos y catequizandos se incorporen activamente a la vida de dicha comunidad.

De hecho, la comunidad cristiana sigue el desarrollo de los procesos catequéticos, ya sea con niños, con jóvenes o con adultos, como un hecho que le concierne y compromete directamente. Más aún, la comunidad cristiana al final del proceso catequético acoge a los catequizados en un ambiente fraterno «donde puedan vivir, con la mayor plenitud posible, lo que han aprendido». DGC 220

Pero la comunidad cristiana no sólo da mucho al grupo de los catequizandos, sino que también recibe mucho de él. Los nuevos convertidos, sobre todo los jóvenes y adultos, al convertirse a Jesucristo, aportan a la comunidad que los acoge una nueva riqueza humana y religiosa. Así, la comunidad crece y se desarrolla, ya que la catequesis no sólo conduce a la madurez de la fe a los catequizandos, sino a la madurez de la misma comunidad como tal.

Aunque toda la comunidad cristiana es responsable de la catequesis, y aunque todos sus miembros han de dar testimonio de la fe, no todos reciben la misión de ser catequistas. Junto a la misión originaria que tienen los padres respecto a sus hijos, la Iglesia confía oficialmente a determinados miembros del Pueblo de Dios, especialmente llamados, la delicada tarea de transmitir orgánicamente la fe en el seno de la comunidad. DGC 221

¡¡¡Felicidades a todos los catequistas en su día!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

IVOOX AUDIOS PARA ESCUCHAR Y DESCARGAR